7 ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN UN ATAQUE DE FÚTBOL.

Cuando se realiza un ataque en fútbol, ya sea desde la propia portería sacando el balón jugado el portero, o en un contraataque tras una recuperación de balón en el medio del campo, hay una serie de aspectos a tener en cuenta para favorecer la efectividad y la finalización de la jugada:

tactica

1) Ayudas constantes

     Cuando se inicia un ataque el jugador que lleva el balón debe disponer de una amplia variedad de opciones para el desarrollo del ataque, ya sean acciones de los compañeros que faciliten el pase (desmarques o apoyos) o acciones que faciliten la conducción individual del balón (arrastres).

     Para ello los jugadores que no lleven el balón deberán no permanecer estáticos y moverse constantemente con la intención de controlar el juego, crear superioridad numérica e intentar finalizar la jugada con un gol o disparo a puerta.

 

2) Amplitud

     Uno de los mayores errores que se realizan al realizar un contraataque, es no darle amplitud al ataque desaprovechando la creación de espacios y facilitando la labor defensiva del rival.

     Ocupando el máximo de zonas posibles durante el ataque, como por ejemplo las bandas en un ataque por el centro, se obliga a la defensa rival a abrirse y por consiguiente a generar espacios que pueden ser aprovechados por los atacantes. Al mismo tiempo se favorece la circulación del balón y la progresión del juego.

 

3) Verticalidad

     Independientemente de que el ataque sea mediante posesión o en forma de contraataque uno de los aspectos más importantes es la verticalidad. Muchos equipos intentando practicar un “fútbol total” basado en la posesión, tocan y tocan el balón sin dar profundidad al juego por lo que sus ataques no suelen tener buenas finalizaciones.

     El ataque ha de realizarse lo más verticalmente posible para dificultar los repliegues defensivos y favorecer el caos y la falta de organización en la defensa del equipo rival.

 

4) Equilibrio ofensivo

     Todo ataque debe ser precavido, es decir hay que tener en cuenta que en caso de perder el balón, el equipo atacante puede verse sorprendido por un contraataque cuyas consecuencias podrían ser nefastas en el devenir del partido.

     Para evitar esto el equipo debe atacar subiendo sus líneas progresivamente, manteniendo una distancia adecuada entre líneas y tanto por bandas como por el centro, no especializándose únicamente en un tipo de ataque.

 

5) Concentración

     La concentración de cada jugador durante el ataque es indispensable para acertar en la elección técnico-táctica así como para su finalización.

 

6) Responsabilidad

     Cada jugador es responsable de desarrollar sus funciones tácticas dentro del terreno de juegos. Los atacantes tienen la responsabilidad de realizar constantemente todos los aspectos anteriores; han de realizar apoyos y desmarques, dar el pase cuando sea necesario y preferible al dribling, etc. Y de la misma forma tienen la responsabilidad de replegarse y bajar a la defensa cuando pierden el balón.

 

7) Mentalidad

     Para poder desarrollar un buen juego de ataque de la manera más efectiva, todos los jugadores deben tener interiorizada la forma de jugar del equipo, su estrategia de ataque, así como ser capaces de identificar las características de cada compañero para seleccionar la mejor opción en la jugada.

 

Un saludo a todos nuestros lectores, os esperamos en el próximo post!!

Twitter: @javi_brines


¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0