CÓDIGO MORAL UNIVERSAL DE UN CLUB DE FÚTBOL

Ahora que empieza la temporada no está de más recordar a los jugadores de los equipos de fútbol como deben comportarse de cara a los distintos agentes que integran el bonito mundo del fútbol. El buen funcionamiento y comportamiento de los jugadores de un club evitará la creación de problemas extradeportivos, que en algunos casos pueden llevar a descentrar al equipo en su objetivo: el rendimiento deportivo.

Así pues todo club de fútbol independientemente del nivel (profesional/amateur), la categoría, el sexo(fútbol femenino/masculino) o la división, debería exigirles a sus jugadores/as lo siguiente:

  • Respeto al público: El público anime al equipo que anime, es uno de los protagonistas fundamentales de este deporte. En el fútbol base el público lo integran los familiares, miembros del club, gente del barrio, gente que esta de paso, que le gusta el fútbol base o gente que ama al club y quiere que crezca. Hay una gran variedad de personas pero fundamentalmente la gente que suele haber en el campo son familiares/amigos de los chavales o integrantes de los clubes que juegan. Ya en el fútbol profesional este proporción  cambia y en los estadios suele darse cita gente seguidora y cuya pasión es el club.
    Los futbolistas han de respetar al público y a su manera de apoyar a uno u otro club, o incluso su descontento si no hay espectáculo (y se ha pagado por él), porque al fin y al cabo el público va a ver un espectáculo y para eso los futbolistas han de dárselo, ganen o pierdan, con su esfuerzo. Al saltar al campo y al salir de él se les saludara y aplaudirá por haber estado ahí.
    No obstante de la misma manera que el club exige un reglamento ético a sus jugadores de cara al público, debe hacer lo propio con el comportamiento de sus aficionados, no solo hacia los jugadores sino también a las aficiones contrarias.

respeto, publico, aficion

  • Respeto a los árbitros: El arbitro es el juez del partido, es quien decide sobre la validez de las acciones del juego. A parte de estar de por sí sometido a una presión elevada (la propia de cualquier trabajo), esta ante la mirada de un gran número de personas que de manera activa o pasiva pueden interferir en sus decisiones. Hay que recordar que el arbitro es humano y que al igual que nosotros cometemos errores también los puede cometer él. Por ello se le tratará con respeto a la hora de dirigirse hacia él y se respetarán sus decisiones aunque sepamos que no han sido las correctas.

 

respeto, arbitros

  • Respeto a los adversarios: Los contrarios son compañeros dentro del campo. Se les debe respetar jugando limpio, evitando hacerles daño  y cuando esto (accidentalmente) no ocurra, se les debe pedir disculpas. Se procurará siempre cuando se juegue en casa tratar al adversario no como un contrincante sino como un invitado. Y se tratará de ser todo lo cortés antes de que empiece el partido con ellos, dejándoles material, víveres y espacio para que puedan desarrollar su labor. De la misma manera al empezar y acabar el partido se les brindará un saludo de la misma manera que haríamos con un invitado.

respeto, adversario

  • Respeto al entrenador: El entrenador es el líder del equipo, es el que gasta su tiempo en trabajar para mejorar el rendimiento del equipo confeccionando entrenamientos para ello. Si se le incordia durante el entrenamiento, las indicaciones no serán entendidas por todos y se perderá el tiempo. En los partidos es él quien tiene la potestad de realizar las alineaciones y  los cambios, y esto ha de ser respetado por todos los integrantes del grupo.

entrenador, respeto

  • Respeto al compromiso moral y educativo/profesional: El fútbol es un deporte con unos valores muy definidos como son el compañerismo, llevar una vida sana, higiene, respeto etc.  Así pues los jugadores deberán desarrollar y fomentar en el resto del grupo estos valores morales del grupo y el club.
  • Desarrollo del rendimiento individual y colectivo: Todo futbolista debe intentar contribuir mediante el desarrollo de su rendimiento no solo a la mejoría personal sino a la mejoría colectiva para ellos será necesario acudir a los entrenamientos, intentar dar el máximo en cada entrenamiento y cada partido. De la misma manera deben de ser conscientes de que pertenecen a un grupo, y que este grupo va a adoptar una forma de juego a la que deben adaptarse.
  • Respeto al grupo: Todo miembro del grupo debe recibir el mismo respeto que el que uno desea para si mismo de parte del resto. Así pues no se tolerarán insultos, peleas ni discriminaciones de ningún tipo. Si un grupo no se respeta fuera del campo no puede haber respeto dentro de él. De la misma manera dentro del campo se deben aceptar las decisiones individuales y los errores que cometan los compañeros.
  • Orgullo de pertenecer al club: Todos los jugadores han de sentirse orgullosos de pertenecer al club que defienden sea un equipo de barrio o el ganador de la champions league. Para ello el club deberá velar y defender los intereses de sus jugadores y tratarlos de la mejor manera posible haciendo que sean felices dentro del mismo.

 

Esperamos que os haya gustado este manifiesto cuyos principales puntos son (o deberían ser) comunes a todos los equipos de fútbol. Hagamos todo lo posible para que sean respetados por todos los futbolistas para hacer de este deporte, el mejor deporte del mundo.

Twitter: @javi_brines

Si quieres ser el primero en recibir nuestros artículos y ejercicios de fútbol, suscríbete a nuestra Newsletter.

¡Te lo ponemos fácil!

Compártelo en..

0