MIS PADRES NO QUIEREN QUE JUEGUE, NO PAGAN LA CUOTA

La situación de crisis que experimenta hoy en dia la economía se esta extrapolando a todos los sectores en nuestro día a día.  Esta carta, que hemos querido publicar de manera anónima, está escrita por un chaval al que sus padres no le pagaban (no sabemos el motivo) la cuota mensual en su equipo de fútbol base.

 

Agradecemos la colaboración de José M, responsable del blog barbadasbase.blogspot.com.es por dejarnos utilizar la carta que recibió del propio chaval.

 
                                                             
 

     “Querido diario, hoy muy desilusionado vengo a relatarte algo que me está pasando a mí y, por lo que veo, cada vez a más niños.

 

     Tengo unos padres que son algo especiales, pero esta situación se está reflejando en mí día a día. Cada vez que voy a entrenar no me queda otra que agachar la cabeza, coger mis cosas y dirigirme sin motivación alguna al campo. Ya cuando llego a él, lo único que pienso es en que acabe ese martirio para llegar a casa y aislarme de todo. Toda esta situación viene a que mis padres llevan tiempo sin pagar la cuota necesaria para que yo pueda disfrutar de los partidos del fin de semana. Es tanto lo que le deben al club que han optado por prohibirme jugar los fines de semana hasta que ellos nos le den por pagar.

 

     Lo peor de todo es que mucha gente sabe esa situación y no hacen sino hacerme comentarios al respecto, empezando por la directiva hasta gente que está por el campo de fútbol “Dile a tus padres que paguen ya” “Tus padres son unos mentirosos” “Dile a tus padres que o pagan ya o te quitamos la ficha”  Es que esa es otra, a todos los entrenamientos voy yo solo. Mis padres han dejado de pisar el campo desde el momento que se me denegó el jugar los fines de semana.

 

     ¿Qué dicen ellos a todo esto? Pues cuando se lo digo yo se enfadan conmigo y cuando se lo dice alguien por la calle que me dejen jugar que ya pagarán… y así se pasan las semanas, esperando que alguna vez decidan ir y pagar lo que se le adeuda para poder disfrutar los fines de semana. Siento vergüenza el tener que ir a entrenar y recibir todo tipo de comentarios, encima de tener que irme del entreno sabiendo que no volveré hasta el siguiente entreno, sabiendo que no seré participe de los partidos.

 

     Lo que mis padres no se han fijado que con esa actitud están provocando que sea objeto de burla, que en el equipo no me consideren como uno más y lo peor, que ellos mismos me están quitando el derecho a ser niño”

 
 

     Queda claro en este nuevo artículo que nos envía el chaval, la situación que viven algunos niños por la “dejadez” de sus padres. No olvidemos las situaciones extremas que viven muchas familias y la imposibilidad real de afrontar los pagos de las cuotas que corresponden, pero a este nino lo que más le duele es que le hayan dejado de lado y que sus padres le hayan dado la espalda, que es mucho peor que no poder pagar unas cuotas. En estas situaciones y previa comprobación de la realidad económica por parte del Club correspondiente, deberían darse todas las facilidades para que un niño no abandonase el deporte por este motivo, ni uno muy bueno ni otro que no lo sea tanto… creo que todos entendemos este pequeño detalle.

 

Read more: http://barbadasbase.blogspot.com/search?updated-max=2013-01-27T00:44:00-08:00&max-results=20#ixzz2JSzGjlAp

 

     En YoungCracks os animamos a que participéis en nuestro blog y a ver si entre todos podemos encontrar soluciones a esta clase de problemas. ¿Qué consejos darías al chaval ante esta situación? ¿Si fueras responsable del club como abordarías este problema?

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0