DOS PORTEROS DE GARANTÍAS vs PORTERO DE GARANTÍAS Y PORTERO PROMETEDOR

Si hay una posición delicada en el mundo del fútbol sobre la que recae la mayor responsabilidad y que además es la que más seguridad (o inseguridad) aporta a todos los integrantes del equipo, esa es sin duda la posición de portero. Hay muchas clases de porteros; los que destacan bajo palos, los que lo hacen en el juego aéreo, los que gozan de una gran colocación o los que dominan los pies como si fueran “jugadores de campo”. Cuando se den todos estos requisitos en una misma persona, estaremos ante el mejor portero del mundo. Es curioso que con la gran cantidad de grandes arqueros que ha habido en la historia del fútbol, solo uno haya sido balón de oro.

 

                              portero, guardameta, arquero
 

    La función de portero dentro del campo es única; como todos sabemos solo hay uno. Los equipos buscan tener bien cubierta esta posición con dos guardamentas de garantías, sin embargo los arqueros de mucha calidad no quieren ocupar un puesto en el banquillo. Y por cuestiones futbolísticas -regularidad, confianza, resultados etc.- y obvias uno de los dos  esta condenado a “calentar” ese puesto en el banco. Este cancerbero suplente se ve relegado a jugar partidos de menor importancia o ante expulsiones o lesiones del titular.

 

    Generalmente por esta razón, los equipos suelen tener un portero titular con una carrera más dilatada y otro con menor experiencia en la categoría pero con la ambición necesaria para intentar quitarle el puesto al primero.

    No obstante se da el caso , en algunos equipos, de tener dos grandes porteros de mucha calidad que podrían ser titulares en cualquier equipo de la misma categoría o incluso en alguno mejor.

 

    En YoungCracks queremos analizar ambos casos. Creemos que los pros y los contras se deben examinar desde un enfoque temporal, es decir a corto y largo plazo.

 

– Corto Plazo: A corto plazo observamos que el equipo que cuente con dos guardametas de garantías se verá beneficiado con respecto del equipo que tenga uno titular y otro suplente claramente definidos.Esto es así porque cuando en un partido se produzca un relevo en la portería -ya sea desde el inicio o a mitad de este- la defensa y el equipo en general se sentirá más bien protegido contra los ataques rivales, al contar con dos porteros de experiencia.Sin embargo cuando el guardameta de poca experiencia suplente sustituye al titular, el equipo y en especial la defensa puede estar más insegura y esta inseguridad se transmitirá al portero a la hora de tomar sus decisiones.

 

– A Largo Plazo: Si al estudiar el corto plazo hemos visto que los conjuntos con dos porteros de garantías son los más beneficiados, al analizar a largo plazo ocurre exactamente lo contrario; son los equipos con un portero titular y otro “claramente” reserva los que mejor salen parados.Cuando hay un portero de una experiencia y una calidad mayor que el otro, se produce (o puede producirse) una transferencia de conocimientos más sencilla y natural por parte del titular hacia el reserva, al existir menor rivalidad entre estos dos.
Con el tiempo, puede darse el caso del relevo en la portería si el principal cambia de equipo o se deja el fútbol.Sin embargo en el caso del equipo que cuenta con dos porteros de nombre, experiencia y calidad, el que menos juega acaba frustrandose. Existe una posibilidad bastante elevada de que uno de los dos porteros acabe por revelarse generando un estado de rivalidad con el otro arquero y un ambiente negativo dentro del vestuario.
Al final acaba sucediendo que uno de los dos porteros acaba abandonando el equipo en busca de un puesto de titular en otro conjunto.

 

    En YoungCracks queremos hacernos eco de vuestras opiniones.¿Cuál creéis que es la mejor situación en la portería de un equipo? ¿Conocéis casos donde se vean reflejados los casos vistos en este articulo?

Nos vemos en nuestro próximo post!

Twitter: @javi_brines

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0