CÓMO PREPARAR UN ENTRENAMIENTO ESPECÍFICO PARA PORTEROS

El puesto de portero es un puesto especifico que por su naturaleza exige una mentalidad particular; su manera de comportarse dentro del campo se desmarca por lo general del resto del equipo (es normal ver a porteros excéntricos, con autoridad o incluso porteros que pasan desapercibidos por su falta de carácter).

 

                        entrenamiento porteros

 

El portero necesita una atención y vigilancia constante, así como una serie de cualidades agresivas que conviene canalizar para encontrar un equilibrio indispensable para llegar a un estado óptimo de eficacia defensiva.

 

Pese a ser un jugador a tratar de manera específica, el portero o los porteros del equipo, no deben nunca quedar aislados del grupo.

 

Suele ser por lo general un líder del equipo, a veces dotado de una gran personalidad y debe del mismo modo ser solido mentalmente si quiere asumir su rol en el equipo.

 

El trabajo específico debe ser percibido como un medio de progresión pero también como una forma de asentarse o revalorizarse dentro del equipo.

 

Los mejores porteros del mundo comparten características comunes:

–          Una gran velocidad de reacción

–          Una excelente coordinación y agilidad

–          Una buena flexibilidad y movilidad articular

 

A la hora de entrenar habrá que tener en cuenta una serie de datos estadísticos del mundo del futbol para enfocar el entrenamiento del guardameta:

–          85% de los goles son  de dentro del área

–          1/3 de los goles se marcan como consecuencia de un centre o a balón parado

 
 

1)      TRABAJO A DESARROLLAR EN LOS PORTEROS


Trabajo técnico y táctico:

–          Agarre del balón

–          Dominio del balón con los pies

–          Colocación/desplazamientos

–          Estiradas/caídas

–          Salidas (Por arriba/por abajo)

–          Pases (con mano/pie)

–          Lectura del juego

–          Estrategia

Trabajo Físico:

–          Velocidad/relajación

–          Trabajo aeróbico

–          Trabajo muscular

–          Flexibilidad (movilidad articular/amplitud…)

–          Coordinación

Trabajo mental:

–          Confianza

–          Capacidad de influenciar en el juego del equipo, ordenando y mandando desde la defensa

–          Gestión del estrés y la agresividad (capacidad de no perder la calma tras un fallo…)

 

                                       entrenamiento portero cadete

 
 

2)      SESION DE ENTRENAMIENTO

 

Sigue las mismas fases que una sesión de entrenamiento clásica y estas fases serán distintas en función de la categoría y la edad de los guardametas.

 

Así pues constara de un calentamiento seguido de un perfeccionamiento  técnico, para después incorporar un entrenamiento específico en la portería y finalizar con una vuelta a la calma.

 

Calentamiento: Es importante calentar bien el cuerpo del portero de manera general y especifica. Se realizar un calentamiento muscular, cardiovascular y articular. El portero deberá estar preparado para poder realizar esfuerzos intensos, alguna vez bastante odiosos y repetitivos y acatar que cometerá bastantes fallos. Para ello se hace indispensable una buena preparación física y mental.

 

Perfeccionamiento técnico: Repetición de movimientos técnicos (servirá para finalizar el calentamiento). Se enfatizará sobre las repeticiones del movimiento más que sobre la eficacia del gesto.

 

Trabajo específico en la portería: Importancia del conocimiento de los límites del campo y de su posición dentro de él. Transiciones en el juego de área (Salidas y vuelta a la portería, juego en el suelo, etc.). Trabajo sobre la toma de decisiones en las distintas situaciones de juego. Habilidades tácticas.

 

Vuelta a la calma: Disminuir progresivamente la intensidad de los ejercicios (Vuelta a la calma física y mental). Feedback del entrenador de porteros. Estiramientos.

 
 

3)      LA PREPARACIÓN DEL PARTIDO

 

Es ante todo una puesta a punto física y mental (no debe transformarse  en una sesión de trabajo.  Debe dotar de confianza al cancerbero en los gestos fáciles después de haber realizado el calentamiento. Es individual y debe realizarse con la ayuda del otro portero. El discurso del entrenador debe ser tranquilizador.

 

De una forma general el portero deberá para poder mejorar enfocarse en las cualidades técnicas, saber elegir la mejor acción (despeje o blocaje), estar siempre que sea necesario con el cuerpo hacia delante y las manos disponibles.

 

El entrenador debe tener en cuenta que una sesión muy exigente físicamente no tiene por qué ser la más eficaz. El guardameta deberá participar en la elaboración de sus entrenamientos para mejorar allí donde se ve flojo y perfeccionar sus fortalezas. El trabajo mental será fundamental para evitar estados de nerviosismo tanto fuera como dentro del campo.

Twitter: @javi_brines

 

¡Las mejores ofertas de productos Nike gracias a YoungCracks!

Compártelo en..

6