ENTRENAMIENTOS EN EL FÚTBOL BASE POR CATEGORÍAS (1)

El fútbol base engloba una serie de categorías que van desde los prebenjamines y acaban en juveniles. Los métodos de entrenamiento en todas estas categorías deben ser específicos en función de las características físicas y psicológicas de los jugadores, ya que no es lo mismo entrenar a un chaval de 18 años que a uno de 10. Se hace pues necesaria la división del proceso de entrenamiento a lo largo del crecimiento del joven futbolista en etapas formativas relacionadas entre sí y en las que se especifiquen las distintas tareas, los objetivos y el contenido.

 

                                         futbol base, entrenamientos, benjamines, prebenjamines, alevines, alevin, prebenjamin, benjamin

 

Las categorías en el fútbol base son las siguientes:

  • Prebenjamín: de 6 a 7 años.
  • Benjamín: de 8 a 9 años.
  • Alevín: de 10 a 11 años.
  • Infantil: de 12 años a 13 años.
  • Cadete: 14 años a 15 años.
  • Juvenil: de 16 años a 18 años.
 

     En este artículo trataremos las características del entrenamiento en prebenjamines y benjamines –agrupándolas en una misma categoría- y los alevines. La razón de este agrupamiento es que en España, en estas categorías se disputan los partidos en campos reducidos de fútbol-7.

 

PREBENJAMÍN Y BENJAMÍN

     En estas categorías el entrenador debe enfocar sus entrenamientos en la adquisición de los gestos técnicos básicos como el disparo, el regate, el pase etc. así como el aprendizaje del concepto de ataque y de defensa. La preparación física no debe ser tratada de manera específica con carreras de fondo o ejercicios de musculación sino enmascarada mediante juegos diversos.

     En estas etapas, debe insistirse en el juego colectivo, ya que es muy común que “el mejor del equipo” agarre la pelota y no la suelte. Otro aspecto a tratar es la ocupación del espacio en el campo, ya que también es frecuente que todos los chavales vayan detrás de la pelota por el campo.

     Insistir en enseñar aspectos tácticos más complejos sería inútil en estas edades, ya que los chavales no tienen la capacidad de asimilación necesaria para entenderlos y/o ponerlos en práctica. El entrenador evitará grandes discursos o explicaciones y realizará correcciones breves y sencillas para que los chavales puedan asimilarlas. El aprendizaje de las reglas se iniciará en estas primeras fases y será muy importante que tanto el entrenador y la familia eduquen al jugador en los valores de la deportividad, tanto hacia rivales y árbitros como compañeros. De la misma manera no solo se educará en hábitos deportivos, sino que se pondrá énfasis en el control de las tareas escolares.

   Los entrenamientos estarán constituidos en su gran mayoría por juegos (de movimiento, juegos competitivos, etc.) y por ejercicios técnicos.

    La única diferencia que hay en estas dos categorías, es que la primera es más generalista y lúdica mientras que la segunda es más específica y característica del fútbol.

 

ALEVÍN

     En estas edades, los chavales han sufrido ya una maduración cognitiva y física suficiente como para poder ser instruidos en aspectos tácticos y ejercicios físicos. No obstante el entrenador no debe olvidar el componente lúdico.

     En cuanto a las capacidades físicas se insistirá en las facultades coordinativas y en la velocidad de los jugadores con ejercicios específicos y con juegos. En estas edades los chavales aprenden muy fácilmente por imitación por lo que sería conveniente que el entrenador dispusiera de las capacidades físicas y la técnica necesaria para servir de ejemplo a imitar. Están muy indicados en esta fase los vídeos técnicos.

    Los jóvenes futbolistas aumentan de manera considerable su capacidad coordinativa y de aprendizaje de acciones más complejas. Por lo tanto se añadirán acciones técnico-tácticas de ataque (desmarque, creación de espacios libres etc.) y defensivas (marcaje, coberturas etc.). Los fundamentos básicos de la táctica deben ser explicados en esta fase, ya que el futbolista es capaz de entender dichos conceptos y poco a poco puede y debe ir aplicándolos dentro del campo. Las reglas fundamentales deben ser ya interiorizadas en su gran mayoría.

     Será importante continuar con aspectos educativos como el fair play, el respeto al árbitro y al rival, el compañerismo y no descuidar las obligaciones escolares. De esta manera evitaremos comportamientos indeseables dentro del campo y contribuiremos a formar una gran persona fuera de los terrenos de juego.

     Resumiendo los métodos de entrenamiento en alevines, destacamos que si bien el componente lúdico se reduce, todavía sigue muy presente. Se centrará el entrenador en enseñar nuevas habilidades técnicas y consolidar las adquiridas en fases anteriores. Y finalmente se incorporarán ejercicios o juegos básicos con componente táctico y físico.

 

     En YoungCracks queremos ser de ayuda para los entrenadores de las categorías de futbol base y pretendemos con este artículo orientar, en cierta manera, a los “misters” para sacar el mayor rendimiento a sus jugadores y hacer más gratificantes sus sesiones de preparación.

     En el próximo artículo trataremos las características que deben tener los entrenamientos en las categorías infantil, cadete y juvenil.

Twitter: @javi_brines

 

¡Las mejores ofertas de productos Nike gracias a YoungCracks!

Compártelo en..

15