ESPAÑA-URUGUAY: CLASE DE FÚTBOL MAGISTRAL

En YoungCracks no acostumbramos a hablar de partidos puntuales ni tampoco solemos hacer crónicas de partidos. Sin embargo en este caso haremos una excepción y trataremos el magnífico partido que realizó la selección Española esta madrugada, en especial la primera parte.
España, uruguay

España salió con una línea de 4 en defensa, con un lateral de largo recorrido por la izquierda Jordi Alba y Arbeloa por la derecha con menos recorrido pero muy seguro al corte y la presión. En el medio del campo Busquets efectuando su función de stoper, Xavi creando juego un poco más avanzado que Busquets y por las bandas Pedro de interior e Iniesta con más libertad de movimientos. En la punta Soldado como 9 y Cesc como segundo delantero.

 

El partido empezó con una primera parte donde España dominó de principio a fin; un juego de pases y apoyos que diluyó la fuerte presión inicial del equipo charrúa.

 

España entró de todas las formas al área uruguaya; la primera de ellas llegó desde la banda, en un centre de Pedro al que no llegaron ni Cesc ni Soldado. Luego fue Cesc el que, tras un pase desde la banda y una dejada del balón de Iniesta abriendo las piernas, disparaba un balón al poste. Más tarde Iniesta ponía en apuros al meta Uruguayo por el centro, con un fuerte disparo que atrapaba en dos tiempos.

 

El dominio de España continuaba y fruto de ello fue el primer gol que llegó tras un córner, donde la fortuna que minutos antes no había acompañado a Cesc, ayudaba a Pedro con un rebote después de realizar un estético empalme que se colaba en la portería de Uruguay.

 

Como consecuencia del dominio aplastante de España, empezó a aflorar el juego duro por parte de los uruguayos que se veían impotentes corriendo detrás del balón.

 

Diez minutos después del primer gol llegaba el segundo, un pase entre líneas de Cesc, uno de los hombres del partido, que dejaba solo a Soldado con el portero al que fusilaba con la derecha.

 

Ya hasta el final de la primera parte asistimos a un continuo juego de pases con una consecuente y aplastante posesión de la pelota por parte de España; con jugadas al primer toque, controles de balón inverosímiles y alguna ocasión clara, como la que tuvo Pique en la salida de un córner donde remató raso y fuerte y paró Muslera.

 

La posesión del balón fue aplastante en todo el partido y los escasos balones que perdía España eran recuperados por un equipo que presionaba conjuntamente con todas sus líneas.

 

La segunda parte empezó con el mismo guion, un control absoluto del partido con el característico futbol de pases de la selección Española, que a los cinco minutos de la reanudación podría haber hecho el tercero si Soldado hubiera llegado a un pase del eléctrico Pedro.

 

Luego Iniesta fue quien estuvo a punto de marcar en una jugada en la frontal en la que, pisando un balón se fue del duro marcaje de dos defensas uruguayos y chutó un balón que se fue rozando el poste.

 

A partir de aquí, España realizó cambios y el combinado español perdió fuelle en su juego y dejó que la selección uruguaya llegara en algunas ocasiones. Fruto de esta bajada de ritmo vino el gol de Uruguay, con un golazo de falta que se colaba pegado al poste de Iker Casillas.
magistral, futbol, españa

La primera parte de España de esta madrugada es sin duda alguna un partido a ver por todas las personas que quieran a aprender a jugar a fútbol en equipo:

 

A nivel individual, por posiciones todos los jugadores cumplieron en sus funciones; el portero no tuvo mucho trabajo, los defensas centrales estuvieron seguros en las escasas llegadas que tuvieron que defender y sacaron jugando el balón en todas las ocasiones. El lateral izquierdo, Jordi Alba, subió y bajó una y otra vez la banda sacándose regates y centres peligrosísimos. Arbeloa con menos recorrido que su homónimo en la otra banda, estuvo muy seguro en el corte y ayudó en la presión a Busquets que como siempre se encargó de recuperar el balón y liberarlo para que Xavi, que ayer no brilló tanto como en otras ocasiones, o Iniesta lo jugaran con los jugadores más ofensivos. Pedro fue un puñal rápido y veloz que entró una y otra vez por la banda. En la punta Cesc fue con el permiso de Iniesta, el mejor jugador del partido y si bien no tuvo la suerte de marcar, dio una preciosa asistencia y lanzó un balón al poste. Soldado acertado en el gol, tuvo un papel muy importante con la presión desde la línea de ataque y acercándose siempre a recibir para devolver y facilitar la movilidad del resto de compañeros.

 

A nivel táctico, la primera parte también fue perfecta para la selección Española que cuando tenía el balón jugaba su característico juego de pases y de posesión absoluta que neutralizó la presión inicial uruguaya y que acabó sacando del partido a algunos jugadores charrúas. Las pocas pérdidas de balón del equipo Español se convertían en poco tiempo en recuperación gracias a la presión que se iniciaba en la delantera y que se encargaba finalizar la defensa. Los desdoblamientos en los jugadores de banda fueron constantes y las coberturas cuando hicieron falta también se realizaron correctamente.

 

A nivel técnico, perfecto: se pudieron ver pases al primer toque, con filigranas, regates efectivos y veloces, desmarques acertadísimos y controles impresionantes.

 

El único pero que se le puede poner al partido fue que el resultado debió ser más abultado, y que España pegó un bajón físico conforme avanzó la segunda parte.

 

En definitiva fue un partido para enseñar a los más pequeños y a los que quieren mejorar su nivel de fútbol colectivo. Un partido que esperemos que la selección siga desarrollando no solo para dar alegrías a nivel futbolístico sino también para seguir sentando catedra en este mundo del fútbol.

 

¡¡¡Un saludo a todos y nos vemos el miércoles con un nuevo post!!!

Twitter: @javi_brines

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0