LA EVOLUCIÓN TÁCTICA DEL FÚTBOL

     El fútbol como lo conocemos hoy en día, no siempre se ha jugado siguiendo un sistema táctico y unas determinadas estrategias. Desde sus inicios al estado actual, ha habido una evolución táctica motivada por la búsqueda de la victoria e influenciada por la inclusión de nuevas reglas que han beneficiado la calidad del juego dotándolo de un componente cognitivo.

 

                                     tactica, futbol, evolucion

    

    En sus inicios el fútbol era un juego caótico donde imperaba la individualidad y el regate. Entre los años 1860 1880, el juego se basaba en regatear en solitario los adversarios que salían al paso, hasta que se fue viendo que un buen pase era una herramienta eficaz para poner en jaque al equipo contrario.

     La instauración de la regla del fuera de juego limita la libertad de movimiento del atacante evitando que acampe en el área rival.

     En 1880 hasta los años 20-30 el sistema empleado era el 2-3-5, una formación táctica eminentemente ofensiva. Con este sistema nace la posición de centrocampista. La defensa favorecida por la primera regla del fuera del juego -el delantero estaba habilitado para recibir el balón si se encontraba detrás de 3 jugadores rivales y no dos como actualmente-jugaba con un jugador cerca de la portería y otro alejado en el medio del campo. De esta manera evitaban que el delantero estuviera cerca de la portería al recibir el balón.

     El peso del juego recaía en el mediocampista central que era quien se encargaba de subir el balón de la defensa al ataque disponiendo de oportunidades de disparo a media distancia.

     Los extremos jugaban pegados a las bandas y solo bajaban para recibir la pelota. Los interiores tenían un perfil atacante aunque también desarrollaban funciones defensivas. Enlazaban con los medios y desarrollaban un juego de conducción de balón, dando pases a los extremos para que centraran balones al área.

 

     Con la modificación de la regla del fuera de juego en 1920, Herbert Chapman desarrolla la táctica denominada como WM que revoluciona el fútbol y le permite ganar una gran cantidad de títulos con el Portsmouth y el Arsenal. Era una formación 3-4-3 con un cuadrado o rombo en el centro. El éxito o el fracaso de este sistema dependía de los centrocampistas. En ataque el delantero centro era el rematador y los extremos centradores.

 

                                                      

 

     Este sistema es el primero en favorecer el juego en equipo. Fue el método que se empleó hasta 1953 tras la famosa derrota de Inglaterra contra Hungría en Wembley que dejo en evidencia las carencias defensivas de este sistema.

 

     El siguiente sistema que se empieza a emplear a raíz de esta victoria viene de Hungría y es Gusztáv Sebes quien lo implanta en el Budapest Honvéd. Era un sistema táctico basado en las permutaciones de posiciones durante el juego, algo que no se hacía en la época.

 

                                                         

 

     Con estos principios innovadores se instaura el 4-2-4, que posteriormente adoptan los brasileños transformándolo en el 4-3-3 en los años 60 retrasando un delantero a la zona media y que perdura hasta 1970.

     La defensa se veía reforzada con cuatro hombres, dos de los cuales (los laterales), protegían el ataque de los extremos. Los hombres del medio poseían una mayor libertad de movimientos y se sumaban al ataque, haciendo que en ocasiones hasta seis jugadores atacaran. El delantero centro retrocedía favoreciendo los apoyos que permitían subir al ataque a los medios ofensivos. Los húngaros fueron los primeros en dotar a los jugadores de una multitud de funciones; anteriormente los atacantes se limitaban a atacar y los defensores a defender.

     Con el 4-3-3 se observa un descenso del numero de goles en los marcadores ya que es la primera vez que los jugadores de carácter defensivo superan al número de jugadores de corte atacante.

 

     Si bien durante estos años se jugaba mayoritariamente al fútbol con sistemas ofensivos, también existía una corriente defensiva. Es el “cerrojo suizo” y el “catenaccio” italiano con una formación 1-3-2-1-3 . Era un sistema basado en la idea de mantener la portería los más protegida posible mediante un marcaje individual; a los 3 defensas fijos se le sumaba un defensa libre a sus espaldas. Helenio Herrera cambia este sistema con otro jugador libre detrás de los medios de carácter defensivo.

 

                                                       

 

     En 1974 con Rinus Michel al frente de la selección Holandesa nace el “fútbol total“, un nuevo concepto con el sistema 4-3-3. Todos los jugadores tenían la función de atacar y de defender. Con esta idea el fútbol se transforma en un juego mucho más físico y aumenta en rendimiento técnico e inteligencia táctica.

 

                                                     

 

     Es en esta misma década se crea el sistema 4-4-2 retrocediendo otro delantero al mediocampo. Esto hace que tanto la línea defensiva como la intermedia se refuercen y permite una presión ofensiva. Los jugadores tienen más movilidad dentro del campo y realizan apoyos de manera constante con el resto de compañeros. El centro del campo se divide en jugadores de corte defensivo y jugadores de corte atacante.

 

Las modificaciones en los sistemas de juego se realizan siguiendo dos líneas básicas en el pensamiento táctico:

  1. Mediante métodos defensivos que permiten proteger de manera más eficaz la portería.
  2. Mandando en el centro del campo para neutralizar al adversario y crear jugadas de ataque
 

     Con la consagración del 4-4-2 como método más utilizado, nace el 3-5-2. Al haber sólo dos atacantes disminuye la labor defensiva y por eso se elimina un jugador en la defensa, que sube al medio del campo. Se constituye así una defensa formada por un libero y dos marcadores. En el medio del campo, los jugadores de banda apoyan a los delanteros en jugadas de ataque y ayudan a la defensa en las entradas por banda. Los ataques se ven favorecidos por la gran cantidad de jugadores en el centro del campo que, si disponen de mucha movilidad, pueden crear jugadas de contraataque y/o superioridad de manera eficaz.

 

     Tras este pequeño estudio sobre la evolución táctica en el fútbol, se observa que la tendencia ha ido enfocada en una mejora en las líneas defensivas. Llegando incluso algunos equipos a jugar con posicionamientos de 5 defensores y jugando con menos de 3 o 4 jugadores de corte atacante. Sin embargo esto último resulta contraproducente para los equipos.

     En todos estos años se ha ido acentuando la tendencia hacia el juego en bloque y hacia la polivalencia de los jugadores.

     Si bien en un principio las tácticas se instauraban y todos los equipos empleaban las mismas, hoy en día asistimos a una gran variedad de formaciones tácticas que varían de entrenador a entrenador e incluso de partido a partido, habiendo pocas escuelas de futbol que mantengan una misma filosofía de juego.

 

     En YoungCracks queremos saber vuestra opinión. ¿Cuál creéis que es el mejor sistema táctico? ¿Debe una escuela/club apostar por una filosofía de juego o variar en función de los partidos o jugadores que disponga?

Twitter: @javi_brines

 

Saludos a todos!!

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0