LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO DE COORDINACIÓN EN EL FÚTBOL

Si hay una palabra que todo entrenador de fútbol, sea cual sea el nivel, deba conocer (y también deba haber aplicado) es la de coordinación. Esta, es una cualidad fundamental para que el futbolista pueda realizar de la manera más eficiente, precisa y técnica todas las acciones físicas y técnicas (carrera, salto, pase, disparo, centre, etc.).

Dentro del mundo de la educación física y deportiva, de la misma manera que ocurre con muchos términos, se han dado, gran cantidad de definiciones de la coordinación; nos vamos a quedar con esta,  “la capacidad de hacer intervenir armoniosa, económica y eficazmente los músculos que participan en la acción, en conjunción perfecta con el espacio y el tiempo.” (Lora Risco, 1991)

coordinacion, especifica, general

Hay dos tipos de coordinación esenciales a tener en cuenta a la hora de desarrollar los entrenamientos en el fútbol:

Coordinación dinámica general: Como su nombre indica, al ser general va a emplear todas las partes del cuerpo que deben participar de manera conjunta en la acción a desarrollar. Serán las acciones de movimiento del jugador (carrera, salto, sprints, cambios de sentido y de dirección, etc)

Coordinación óculo-motora: Es la coordinación que se establece entre la visión, la parte del cuerpo que se va a emplear para realizar la acción técnica y el propio móvil, en este caso el balón de fútbol. Así pues tendremos coordinación óculo-pédica para disparos, pases, conducciones, etc.; óculo-cefálica para remates de cabeza y óculo-manual para las acciones técnicas exclusivas del portero y saques de banda.

¿CÓMO TRABAJAR LA COORDINACIÓN EN LOS ENTRENAMIENTOS?

Está demostrado y estudiado que el aprendizaje y el entrenamiento debe estar compuesto por un elevado número de esquemas y programaciones motrices generales para luego poder interiorizar mejor los esquemas y programaciones mentales y motoras específicas de un deporte. De ahí la fase de predeporte que se realiza en muchas escuelas deportivas del mundo con los más pequeños.

El futbol, como actividad, está compuesto de una gran variedad de movimientos y acciones cíclicas (como la carrera) y acíclicas (pase, control, disparo etc). Es pues necesario poseer una buena motricidad fina (capacidad de realizar movimientos con precisión), para poder desarrollar las acciones acíclicas. Se desarrollará la coordinación óculo-motora con ejercicios donde se trabaje con balón (conducción, pase, remate), con las distintas partes con las que se golpee y siempre en movimiento.

No obstante hay que recordar que la coordinación dinámica general es necesaria para las acciones cíclicas (carreras, slaloms, etc.), por lo que también deberá ser entrenada y en ningún caso olvidada.

coordinacion, futbol

¿CUÁNDO TRABAJAR LA COORDINACIÓN?

La coordinación de manera general se está trabajando durante todo un entrenamiento o partido, no obstante para trabajarla de manera específica los mejores momentos son:

  • El calentamiento
  • En los periodos de entrenamiento de menos carga física
  • Todas las semanas para categorías inferiores de cadete
  • Conjuntamente con ejercicios de técnica
  • Como vuelta a la calma (siempre con ejercicios menos exigentes)

Esperamos que os haya gustado el artículo y no olvidéis trabajar esta capacidad física para mejorar el nivel de vuestros futbolistas.

Twitter: @javi_brines

Si quieres ser el primero en recibir nuestros artículos y ejercicios de fútbol, suscríbete a nuestra Newsletter.

¡Te lo ponemos fácil!

Compártelo en..

0