LOS 3 TIPOS DE SUPERFICIE EN LOS CAMPOS DE FÚTBOL

Los terrenos de fútbol han sufrido muchas variaciones desde sus inicios hasta nuestros tiempos; en un deporte en el que solo había pavimentos de césped natural o de tierra, se han ido haciendo hueco los campos de césped artificial llegando al punto de casi eliminar (en algunas comunidades de España) los campos de tierra.

 

Con este post queremos explicar las características y propiedades de los 3 tipos de pavimentos que existen dentro del mundo del fútbol.

 

LA TIERRA
tierra, campo

El campo de tierra es un campo que debe estar lo más liso posible para evitar que la circulación del balón raso sea irregular.

 

Este tipo de campo ha de tener un sistema de drenaje bueno para que no se formen charcos y/o barro que no solo contribuirán a que el jugador se sienta más incómodo jugando sino que dificultará también el tránsito del balón.

 

Un pavimento duro favorecerá un mayor rebote contra el suelo del balón, mientras que un pavimento blando tendrá el efecto contrario.

 

Un campo de tierra bien cuidado puede ser igual de agradable para la práctica del fútbol que uno de césped, sin embargo cuando se descuida su mantenimiento puede ser el campo que más lesiones (quemaduras, fracturas, etc.) provoque en los futbolistas.

 

EL CESPED ARTIFICIAL
cesped, artificial, campo
Desde hacer un par de décadas están empezando a proliferar los campos de césped artificial. Este pavimento que conlleva una inversión bastante grande para instalarlo, tiene unos costes de mantenimiento bastante bajos además de una durabilidad en comparación con los de tierra o césped natural.

 

La circulación del balón en este pavimento es la más regular ya que el césped no forma agujeros, haciendo que el balón no haga extraños por lo general.  Al hallarse mojado este césped, se aumenta la velocidad de la bola.

 

Se habla de este césped, como el césped de los equipos modestos por su escaso coste en mantenimiento.

 

En cuanto a las lesiones se puede decir que absorbe más los golpes y las caídas que el campo de tierra pero menos que el de césped natural.

 

EL CESPED NATURAL
Cesped,

Si alguien piensa en un campo de fútbol por excelencia, le vendrá a la mente uno que posea un césped natural. Aunque este tipo de pavimento es el más estético, es el más difícil y caro de mantener.

 

En función del estado en el que se encuentre el terreno, las características del bote y de la circulación del balón serán distintas:

 

Un césped recién regado hará que el balón ruede más rápido. En cuanto al corte del césped, un césped alto disminuirá la velocidad del balón en el suelo al aumentar el rozamiento, y lo contrario ocurrirá con un césped bajo.

 

Si el campo se encuentra en buenas condiciones el césped estará mejor adherido al suelo por lo que no se harán tantos agujeros en él y no habrán los consiguientes extraños en el bote.

 

Como hemos dicho anteriormente, este césped es el que menos lesiones debería provocar en un mismo estado de conservación para cada uno de ellos.

 

¡¡¡ Nos vemos en nuestro próximo post amigos futboleros!!!

Twitter: @javi_brines

 

 

¡Las mejores ofertas de productos Nike gracias a YoungCracks!

Compártelo en..

0