CALAMBRES MUSCULARES: Causas, Prevención y Tratamiento

Cuando llega el final de temporada o incluso en épocas de máximo rendimiento, ya sea por la fatiga acumulada, la climatología, la duración especial de algunas finales o por todas ellas juntas, observamos en algunos jugadores la aparición de calambres musculares o de rampas (término empleado en algunas partes de España) en partidos, entrenamientos o incluso en situaciones de reposo.

 

                                       rampa, calambre muscular

 

En este post vamos a tratar las causas de su aparición, los síntomas que presenta asi como posibles consejos para evitar su aparición.

 

Los calambres musculares o rampas son contracciones musculares involuntarias, intensas y dolorosas, de aparición inmediata.
La localización muscular es múltiple y variada; se puede ver afectado todo el musculo, un grupo de fibras o un grupo muscular completo como podría ser el grupo muscular de los extensores de tobillo, el tríceps sural (gemelos y soleo).

 

¿Cuáles son las causas de la aparición de los calambres musculares?

 

Vamos a tratar de explicar lo más claramente posible las causas que provocan a los deportistas este tipo de contracciones involuntarias.

 

Una de las causas que a día de hoy parece tener más aceptación explica que las “rampas” tienen su origen en una sobreexcitación de las neuronas motoras a causa de una actividad física más exigente (en tiempo o en intensidad) de lo que el cuerpo puede soportar y por una consecuente pérdida de líquidos y minerales de una determinada zona corporal. Esta sobreestimulación nerviosa disminuye las señales inhibidoras que mantienen el musculo en relajación, provocando espasmos musculares involuntarios.

 

Otra teoría muy aceptada también describe que los calambres se deben al exceso de ácido láctico acumulado en el músculo. Durante el ejercicio intenso, cuando hay demasiada demanda de energía, el ácido láctico se produce más rápidamente que la capacidad que tienen los tejidos para eliminarlo y su concentración comienza a aumentar. Esta acumulación tiene gran influencia en el cansancio muscular.

 

Finalmente una última teoría argumenta químicamente las causas de estas contracciones espontaneas.  Para realizar una contracción muscular,  es necesario que la proteína miosina se una a otra, la actina. Durante la relajación muscular ambas proteínas han de separarse y este proceso de relajación requiere que la miosina esté unida a una molécula de ATP (molécula usada por las células para intercambiar energía) y una de magnesio. La cantidad de ATP y magnesio disminuye durante el ejercicio, haciendo que la miosina no se separe de la actina y que el músculo no se relaje, lo que favorece los calambres.

 

¿Qué síntomas tienen los calambres musculares?

 

Se producen de forma espontánea e inconsciente. La contracción muscular es permanente, el músculo no se puede relajar y queda contraído, endurecido y tenso al tacto. Es dolorosa y muy molesta provocando una impotencia funcional, impidiendo la continuación del gesto técnico que se esté ejecutando.

 

También es frecuente su aparición por las noches.

 

¿Cómo tratar el calambre muscular?

 

Cuando aparece el calambre muscular o “rampa” se debe detener en la medida de lo posible la actividad, es necesario estirar suavemente el musculo afectado hasta reducir el dolor y aplicar un pequeño masaje

 

Al finalizar el entrenamiento o partido se deberán realizar varias sesiones de masajes y estiramientos para evitar su aparición en próximas actividades físicas que deberán ser ,si son al día siguiente, de intensidad suave.

 

¿Cómo prevenir la aparición de los calambres musculares?

 

–          Evitar el sobreentrenamiento

–          Una alimentación sana y equilibrada.

–          Una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.

Si se trata de un futbolista que sufre calambres musculares muy frecuentemente deberá acudir al fisioterapeuta o a un masajista deportivo para someterse a un tratamiento muscular.

 

En YoungCracks esperamos que os haya gustado el artículo y que hagáis caso de nuestros consejos para evitar la aparición de estas fastidiosas lesiones musculares.

Twitter: @javi_brines

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0