CÓMO IDENTIFICAR Y REACCIONAR A LOS GOLPES DE CALOR

Cuando se acerca el verano y suben las temperaturas, es común que muchas personas salgan a entrenar, coincidiendo su horario de entrenamiento, con temperaturas elevadas.

 

Es importante que de cara al verano no se abandone el entrenamiento, sobre todo si el objetivo es llegar en buenas condiciones de cara a la pretemporada. Sin embargo es importante saber bien cuando entrenar y saber escuchar bien al cuerpo.

 

El golpe de calor (no confundir con insolación o extenuación debida al calor) es un trastorno agudo, más grave que la deshidratación, en el que el organismo es incapaz de regular la temperatura corporal.
calor, golpe, insolacion, hidratacion, tratamiento

Como es obvio los golpes de calor suceden cuando las temperaturas son más altas y en los días más cálidos y las poblaciones con más riesgo son los niños y las personas mayores.

 

Los síntomas primeros síntomas contra los que conviene luchar al instante, abandonando en primer lugar la práctica deportiva que se esté realizando inmediatamente, son:

 

  • Piel enrojecida, caliente y seca (no se suda en estos casos)
  • Pulso rápido
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad y calambres musculares
  • Sensación ardiente en los pulmones y músculos
  • Visión borrosa
  • Nausea
  • Conducta irracional o desvarío

 

La pérdida de la conciencia es el primer síntoma en la fase más avanzada de este trastorno. Hay que ser muy precavido y prestar mucha atención a los síntomas ya que puede tener consecuencias muy graves.

 

Ante un golpe de calor, hay que tener en cuenta que el factor tiempo es crucial. Lo primero que hay que hacer es pedir ayuda a los servicios sanitarios para que acudan al lugar donde se encuentra el afectado y le socorran.

 

El objetivo del tratamiento debe ser buscar un enfriamiento inmediato del cuerpo para mantener el correcto funcionamiento de sistemas y órganos y se debe:

 

  • Situar a la persona en un lugar fresco y de sombra
  • Tumbar a la persona con la cabeza baja y piernas levantadas
  • Humedecer el cuerpo entero con agua fresca o cualquier liquido al alcance o incluso frotando cubitos de hielo
  • Cuando la persona se encuentre mejor (o recobre el conocimiento en caso de haberlo perdido) debe beber agua o zumos de frutas frescos

 

Para evitar tener que llegar a los puntos anteriores, cuando realicemos entrenamientos o partidos este verano tendremos que tener en cuenta algunos consejos para evitar el golpe de calor:

 

  • Será necesario hidratarse frecuentemente sin necesidad de tener sed.  No abusar de las bebidas con cafeína o muy azucaradas.
  • Evitar hacer ejercicio tras comidas pesadas.
  • Protegerse del sol (cubrirse la cabeza, ponerse crema protectora, utilizar gafas de sol cuando la actividad lo permita y usar ropa ligera, clara y que deje transpirar)
  • Refrescarse el cuerpo
  • Evitar realizar los entrenamientos en las horas de más calor

 

En YoungCracks esperamos que este artículo os sea de ayuda y que le hagáis caso a las recomendaciones que os damos para no perder la forma hasta que llegue la pretemporada de la manera más saludable.

Twitter: @javi_brines

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0