OTRA NOTICIA LAMENTABLE…

Este post habla de la triste noticia que aconteció en un fin de semana como otro cualquiera en el municipio de Burjassot en Valencia (España). Un árbitro recibía una paliza de un jugador del equipo del Mislata UF, en el partido que enfrentaba este equipo contra los Silos de Burjassot, a causa de la cuál han tenido que extirparle el bazo. Se trata una vez más de una agresión, comportamiento que debería ser eliminado de todas las competiciones deportivas y que nunca, bajo ningún concepto, pueda ser justificado.

 
                                                      agresion, arbitro, futbol, policia
 

     Los hechos ocurrieron hacia final del partido, cuando tras señalar un penalti, el jugador -un policía nacional de 27 años- insultó al árbitro que de inmediato le expulsó. Según los asistentes, el jugador del Mislata golpeó con un puñetazo en la cara al árbitro derribándolo y propinándole varias patadas después de recibir la amonestación. El partido fue suspendido de inmediato y el árbitro, un chaval de 17 años, fue trasladado al hospital donde le extirparon de urgencia el bazo y le diagnosticaron una fractura en la zona costal.

     La federación de fútbol de la comunidad Valenciana quiso felicitar al equipo de los Silos que redujo al agresor hasta que llegó la Policía y cerró el campo para evitar que nadie abandonara las instalaciones.Por su parte, la Policía abrió un expediente al jugador y le retiró de sus funciones como agente de manera temporal. El presidente del Mislata UF demostró una gran integridad al expulsar indefinidamente al jugador del club. Felicitamos a la entidad por tal decisión y por los valores demostrados en todo momento.

 

     Afortunadamente el árbitro se recuperó en el hospital.

 

     Es cierto que el fútbol es muy pasional pero todo tiene un límite. Debemos hacer una reflexión todos los que estamos en esto, desde jugadores hasta aficionados, y pensar si estamos dispuestos a soportar o no cualquier muestra de indisciplina y falta de respeto, desde un mal gesto hasta comportamientos como estos.

     Desde YoungCracks queremos condenar estos hechos para que nunca más vuelva a ocurrir.

     De la misma manera nos gustaría que se intentara educar a los futbolistas, independientemente de la categoría en la que jueguen, en el respeto hacia los árbitros. Sin olvidar el respeto por el rival o las aficiones. Una buena manera sería recordarlo siempre antes de saltar al campo, durante el sorteo inicial y que los dos capitanes se comprometan a velar por ello en la medida de lo posible.

     Desearíamos que este fuera el último artículo que publicáramos en esta línea y que por fin se erradicara la violencia de los campos de fútbol.

 

Hasta nuestro próximo post, prometemos volver con mejores noticias.

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de todo!

Compártelo en..

0