PREMISAS PARA EL ENTRENAMIENTO DEL GOLPEO DE BALÓN

En una sesión de entrenamiento de fútbol base, un punto importante, muchas veces obviado o únicamente tratado desde un enfoque técnico, es la del ejercicio de golpeo del balón.

Dentro de los ejercicios repetitivos de disparo, marcar gol suele prevalecer sobre la manera de golpear o de llegar en el feedback del entrenador. Aunque también es cierto que algunas veces las correcciones se dan sobre la ejecución del disparo, la mayoría de ellas, las críticas surgen después de un tiro fallado.

disparo, premisas, entrenamiento, futbol base, balon, golpeo, chut

Es cierto que es necesario insistir en los fundamentos del golpeo, pero corregir únicamente en los fallos no es suficiente. A menudo en el fútbol base, un gol marcado bajo las condiciones de entrenamiento no asegura para nada que el golpeo podrá ser repetido ni que tendrá el mismo éxito en un partido de competición.

Así las repeticiones típicas de disparo que se efectúan en los entrenamientos de la mayoría de los equipos de fútbol base, con como mucho un “dos contra uno” no permiten más que una escasa progresión.  Si no se toma en cuenta las diferentes situaciones en las cuales el jugador se encuentra en competición (estado del terreno irregular que puede causar movimientos anómalos del balón, ansiedad de competición, oposición de los rivales) la transferencia del entrenamiento no se realizará más que parcialmente.  Así pues incorporar elementos que molesten la recepción del balón o la trayectoria del disparo raso como conos tumbados, picas etc. simularán mejor las situaciones del estado del terreno de juego o los rebotes de adversarios.

Es importante incorporar los ejercicios de disparo dentro de ejercicios de apoyos y enfrentamiento para tener situaciones lo más parecidas posible a las que se encuentran en un partido los futbolistas. Con la inserción de los ejercicios de tiro con compañeros y rivales, el jugador entrena la capacidad de sortear a los rivales o de elegir otras opciones mejores, para luego disparar habiendo mejorado las capacidades coordinativas.

De esta manera se contribuye a mejorar de forma general  los movimientos técnico-tácticos del joven futbolista con el ejercicio específico del tiro.

Hay que recordar que el tiro es un aspecto técnico y que la técnica se mejora mediante repetición y mediante instrucciones. Por ello el entrenador debe, antes de iniciar estos ejercicios, poner a modo de calentamiento ejercicios simples de llegada y disparo (los de toda la vida) acompañándolos de indicaciones sobre cómo posicionar el cuerpo, dónde golpear etc.

Esperamos que os haya gustado el artículo.

Twitter: @javi_brines

Sigue a YoungCracks en Twitter y Facebook o suscríbete a nuestro Newsletter para estar al tanto de toda la información del fútbol base.

Compártelo en..

0